23 Dic 2008

Felices fiestas, pero para todos...

Por Fabiola

Llegó el fin de año, época de regocijo y encuentro con la familia y los amigos, de disfrutar de la compañía de los seres queridos. La mesa de todos se llenará de manjares especiales para celebrar, y sin duda, uno de los grandes protagonistas serán las carnes de animales, criados y muertos para ser convertidos en un plato... ¿Es que nadie incluye, en sus buenas intenciones de cambio, a seres sintientes como los animales? Si todos viviesen un espíritu de navidad cristiano -o ni siquiera cristiano, sino consciente de los otros, deberían escuchar las palabras de amor y generosidad de sus profetas, y re-flexionar sobre la propia responsabilidad en un holocausto que nos acompaña y condena a diario: los mataderos.

El fin de año hace sufrir a muchas personas, quienes vemos con desazón y desilusión que por un año más, las mesas de las familias se llenan de cadáveres de animales, de esos seres que son capaces de sentir como nosotros, y que son a propósito excluídos de la compasión y de los buenos deseos de Navidad y Año Nuevo. ¿Es que es tan difícil mirar los ojos de los animales, darse cuenta que llevan una vida, una individualidad y un carácter, que son sujetos de una vida?

La sociedad es lo suficientemente hipócrita y acomodaticia como para adormecer a sus componentes. ¡Claro! es bien fácil ubicarse en la línea gruesa de la comodidad y evitar darnos cuenta que NO NECESITAMOS COMER CARNE para vivir bien, que NO NECESITAMOS MATAR seres vivos para estar bien nutridos, y que pagamos a un matarife para que haga un trabajo desagradable, empaquete el cadáver y nos lo venda para regocijar nuestras mandíbulas mientras hacemos votos de amor y buenas intenciones... ¡qué imagen más grotesca y desagradable!

Nadie ignora lo que sucede a los animales que llegan a nuestra mesa, aunque todos prefieren mirar a un lado para no darse cuenta que son cómplices de asesinato. Mientras abrazan a sus hijos, amigos, nietos, primos, para desearles prosperidad y buenaventura.

Este es un llamado a la reflexión. Porque los animales no merecen menos, porque podemos dar más de nosotros para construir un mundo menos violento y capaz de reconocer el valor de todos los seres vivos, allende las ventajas que puedan reportar a los humanos. Y la Navidad y el fin de año son una especial época para un nuevo propósito en nuestra vida, encaminado al respeto, la generosidad y la justicia con nosotros, con el planeta y con otros seres vivos. Está en tus manos hacerlo, y muchos podemos ayudarte.

¡Feliz Navidad y Año Nuevo PARA TODOS: humanos y animales!

Fuente imágenes: Pilsna, Essjay is happy in NZ.

Comentarios

Esta lucha es muy dura mas que contra el racismo y el sexismo es muy dura, uno no puede señalar y decir especista pero si racista, o sexista, es realmente raro, toca es lleavr a la gente cosas mas materiales y no tanto sentimeinto, primero de uan charla de coraozn y de sensibilizaicon dbee venir un apoyo de estudio economico, proque lo que importa osn los bolsillos, entonces dbeemos inculcar precios de la dieta vegetariana y luagres de donde se consigen los productos, porque si la lehce de soya sigue siendo cara no van a dejar la lehce normal y asi...

Tambien una ayuda con los estigmas de que al proteina y la proteina y bla bla bla y dleen con sus putas proteinas que pereza, debemos acabar relamente con ese estigma de la gente, antes is es posible estigmarlos con los daños de la carne en el riñon y en los huesos...

Adios y me cago en la navidad...
Gracias

Es cierto todo lo que dice el articulo, no nos damos cuenta de los cadáveres que adornan nuestra mesa, no somos conscientes, creo que poco a poco iremos evolucionando, todo es cuestion de lo mismo, de evolución...
La Navidad, que es la Navidad, el momento de comprar, y de gastar y gastar con frenesí, ¿porque no querernos y felicitarnos el dia a dia todos? ¿Porque esperar a este dia para estar unidos? Ridiculos, somos ridiculos cada vez más, aunque tambien es cierto que cada vez hay más gente que empieza a detestar la Navidad y sabeis una cosa, casi siempre todo empieza por unos pocos, (evidentemente para lo bueno y lo malo) esperemos que esta vez sea para lo bueno.

Lo que dices, lo que defiendes, es una utopía pero a mí me gustan las utopías...y los animales vivos.

Un abrazo a todos los amigos de ecosofia.

Un saludo.
Mi blog: Lituma en los Andes

Amigos soy vegetariano, pero cedi a comer un poco de carne que estupidez hice esta navidad...
Es cierto es ironico la navidad por la matanza de animales, pero pienso que si quiero lograr un excelente vegetarianismo debo de pensar que lo hago por la vida de los animales tambien y no tanto por mi salud eso me motivara mejor a nunca comer ni un trozo.
Saludos

Creo todo extremo es malo y el veganismo como doctrina e idiosincrasia personal es bueno pero si se llega al fanatismo es malo pues en tal tenor pasa de ser un estilo de vida de paz a ser un molesto y agresivo tipo de dogma donde todo aquel que piensa diferente a mi no encaja.

ASESINATO es un termino forjado para definir la accion de matar a otro individuo con saña alevosia, ventaja y bajo la espera de una remuneracion economica futura ya sea directa o indirectamente dicho que no se da en el sacrificio de un animal pues para empezar (y aunque la ley es clara al decir a otro ser humano) no se mata a otro ser humano si no a un animal no humano que de entrada no se puede considerar legalmente como individuo ahora bien son muchas y variados los puntos que hacen al ser humano consumidor de carne pero cierto es en la sociedad moderna con los suplementos alimenticios indicados alguien puede ser vegano casi al 100% lo cual es valido si asi por salud o decision lo desea lo que no se vale es satanizar a todo aquel que decide tambien conforme a su derecho el consumir alimentos y derivados de la carne yo por ejemplo acepto como carne de vez en vez no por necesidad si no por gusto y lo seguire haciendo mientras con ello no afecte a nadie (ojo dije a nadie no a nada) axsi pues respeto a todos y sus decisiones

Opinar