El drama de las vacas abandonadas en India


Muy lejos de la idílica imagen de respeto y veneración religiosa hacia las vacas** en India, el abandono, maltrato y negligencia son la imagen que a diario se construye en las grandes ciudades y pequeños pueblos del subcontinente asiático.

**En este artículo hablaré de "vacas" para hacer referencia a la situación de vacas, toros, búfalos y bueyes.

India cuenta con una población de 1.27 mil millones de habitantes. De ellos, un 80.5% (Censo India 2011) profesa la religión hindú, que considera a las vacas como un animal sagrado. Según la tradición hindú, el dios Krishna en su edad juvenil era pastor de vacas -etapa por la que se le conoce también bajo los nombres de Govinda y Gopal-. Es Lord Krishna entonces, quien dota de sacralidad a la vaca, que la religión hindú venera como madre, como fuente de nutrición, de cuidados y de vínculo con la tierra. La vaca es una madre generosa, que cuida y provee de leche, calor y estiércol; es símbolo de la entrega materna que no pide nada a cambio. La figura del macho es también poderosa por su fuerza, que ayuda en las labores domésticas del campo. Por estos motivos, las vacas se consideran sagradas y pueden andar por cualquier lugar, sin temor de ser agredidas, y es común verlas por todas partes en ciudades y pueblos, especialmente vagando entre el tráfico, rumiando a la orilla del camino o buscando alimento entre los residuos de la ciudad. Y hasta aquí es donde, más o menos, todos conocemos la historia de las vacas en India.

Contando con la población de ganado vacuno más grande del mundo (considerando vacas, toros y búfalos), ésta representa un 57.3% de la población mundial de búfalos y un 14.7% de la población mundial de vacas. (Fuente: Annual Report 2012-13 Department of Animal Husbandry, Dairying and Fisheries, Ministry of Agriculture, New Delhi, India). Haciendo un discreto cálculo del total de vacas abandonadas en India, éstas superarían el millón de animales. (Ante la dificultad de encontrar estadísticas sobre la cantidad de vacas en las calles de India, hice una estimación basada en el total de vacas callejeras del estado de Himachal Pradesh (37,346 animales) multiplicando este número para los 28 estados de India, lo que da un total de 1.045.688 animales).

Pero ¿qué pasa con las vacas en India?

Sucede que ya no son respetadas, y el gran número de animales que están en las calles se han transformado en un problema de seguridad/salud pública y un problema para las administraciones locales. Según el antropólogo M. Pisarro:

"En una economía agraria con baja industrialización, las vacas son más útiles vivas que muertas: proveen leche y bueyes, los cuales proveen fuerza motriz y estiércol (principal abono de la India e importante fuente de energía). El tabú impide que, en una mala época, los hindúes se coman a un animal que es más conveniente mantener vivo." (Fuente: Revista Ñ)

Sin embargo hoy en día, la industrialización del país, la globalización cultural y económica y la penetración de valores occidentales, hacen que la vida de las vacas ya no valga lo que antes. Entonces, si su número no escasea, sí faltan recursos y la voluntad para mantener mínimamente a estos animales. Sucede entonces que la vaca que ya no da leche es abandonada en la calle, así como el ternero macho que no será usado como animal de carga. Las vacas viejas, enfermas, sobran, y no se asume la responsabilidad de su manutención, por lo que su destino final es la calle. También se aduce como causa el desplazamiento de los animales ante la pérdida de tierras o la falta de pastores para su cuidado.  Y si bien el "respeto sagrado" se refleja al menos, en que las vacas y terneros que abundan en las calles no son atropellados (porque las leyes penalizan fuertemente su matanza accidental), estos animales tampoco son atendidos, no cuentan con comida, ni agua ni con un sitio seguro para permanecer. Una imagen habitual en India es ver a las vacas rebuscando entre las montañas de basura y desechos de plásticos que existen por doquier, alimentándose de residuos de alimentos humanos. Y como el hambre impera, ingieren lo que encuentran: comida en descomposición, basura, y principalmente bolsas de plástico, lo que les provoca graves problemas de salud en el corto y largo plazo.

¿Cuál es la raiz del problema?

El problema de las vacas en India bebe de varias fuentes: primero, el alarmante crecimiento de la población en India, que presiona por obtener lácteos para la alimentación. Tratándose de un país mayoritariamente hindú, existe un alto porcentaje de población vegetariana, por lo que es común la existencia de lecherías clandestinas que abastecen ilegalmente a la población,  y que son las responsables de "liberar" a las vacas como práctica diaria o cuando éstas ya no dan leche. Al mismo tiempo, es notable el hecho que India es el principal productor de carne de vaca (1.5 millones de toneladas) -superando a Australia y Nueva Zelanda en mayo del 2012, y de la que exporta un 24% (Fuente: Ministry of Food Processing Industries), proveyendo principalmente a los países del Golfo y el sudeste asiático. Asimismo uno de sus grandes negocios es la producción y exportación de cuero y piel de vaca, llegando a ser el segundo mayor productor de calzado y prendas de cuero del mundo, produciendo 186 millones de metros cuadrados de cuero anualmente. (Fuente: Council for Leather Exports)

Ya que su matanza está prohibida en muchos estados, la existencia de mataderos clandestinos y el traslado ilegal de los animales hacia Kerala o Bengala Occidental son una práctica habitual. Si existen unos 3.600 mataderos legales en el país, se estima que existen más de 30.000 mataderos ilegales en todo el país. Diferentes investigaciones de asociaciones animalistas, especialmente las redadas y la acción de People for Cattle in India comienzan a destapar un tema que, hasta ahora, continúa sucediendo sin ninguna consecuencia legal -ni moral.

(Ver video: matanza ilegal en Kerala - imágenes crudas)

¿Y la solución?

Ante la cantidad de animales vagando en las calles, una de las soluciones creadas por las autoridades fue la instalación de refugios en las afueras de las ciudades, los gosadan o goshalan, que contratan mano de obra barata como "cazadores" de vacas cuya misión es sacar a los animales de las calles para llevarlos a estos refugios. Sin embargo, estos centros son el blanco de innumerables críticas por su funcionamiento precario: presentan una alta tasa de "mortalidad" de los animales, ante lo que asociaciones de protección animal están pidiendo investigaciones pues se sospecha que estas vacas son vendidas y enviadas a mataderos clandestinos para satisfacer la demanda de carne y piel. (Artículos en Times of India 1, 2 , y The Hindu).

Sin embargo, también están los gosadan o goshalan llevados adelante por organizaciones animalistas, cuya misión es procurar el cuidado necesario a todas esas vacas y darles la oportunidad de un "retiro" digno hasta su muerte natural. Algunas de éstas, como Animal Rahat, Visakha Society for Protection and Care of Animals o Mahavir Goshala, también procuran cuidados veterinarios a los animales "de carga" de las localidades rurales de India, forman a la población local en el bienestar para sus animales, a la vez de crear puestos de trabajo y la oportunidad de ser voluntario en la ayuda de estos animales. También, asociaciones como Animal Aid o TOLFA (en la foto) prestan ayuda a las vacas y a otros animales abandonados y maltratados en diferentes regiones de India. Puedes visitar sus sitios web y donar una cantidad de dinero para ayudar en su trabajo.

Y como siempre, la manera más importante de ayudar, en este caso: dejar de consumir carne y productos de cuero/piel de animales. Independientemente de su procedencia, siempre causan daño a los animales y también al medio ambiente (teniendo en cuenta que la curtiduría y teñido de pieles es una actividad altamente contaminante). Y sobre todo: concienciarse y difundir esta información, pues como señalé al principio del artículo, vivimos en una ensoñación creyendo que las vacas son respetadas y no maltratadas en India. Mientras más ciudadanos sean conscientes de la realidad global, más podremos hacer en nuestras realidades locales, y aprovechar las redes sociales y la interconectividad mundial, para tener impacto en un mundo que sea más justo para todos los animales.

Fuentes: Occupy for Animals, Times of India, Wikipedia, The Hindu, New York TimesFuente imágenes: Ecosofía, Animal AidOccupy for Animals.

Share/Bookmark

tablon de anuncios's picture

Es una pena que traten de esta manera a las pobres vacas. Al final las aprovechan sacan la leche y luego las abandonan deberia existir mas proteccion en un pais donde se ven imagenes como las de la foto (una vaca escualida) y es tarea de todos dejar de consumir a estos animales sobre todos a los que le gusta la piel y el cuero. Gracias Fabiola por mantenernos informados.
Un saludo

Opinar

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
  • Separa los párrafos con una línea en blanco.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <b> <i> <blockquote> <ul> <ol> <li> <br> <p>
  • Las direcciones de páginas Web aparecerán como enlaces automáticamente.

Mostrar ayuda sobre cómo insertar enlaces, negrita, ...