27 Jun 2010

¿Cómo escoger las frutas más maduras?

Por Fabiola

No hay nada más refrescante en verano que una pieza de fruta fresca, un zumo o un batido de fruta fresca, frío y espumoso. Pero ¿cómo saber si una fresa o un melón sabrá tan bien como luce? Si bien es cierto que escoger una fruta deliciosa al paladar es más un arte que una ciencia, hay algunas guías que pueden ayudarte a tomar inteligentes decisiones, y no tener que tirar fruta a la basura porque la compraste verde!

De acuerdo a la cientista de los alimentos Shirley Corriher, es útil saber que existen diferentes categorías de madurez. Algunas frutas maduran cuando los carbohidratos se transforman en azúcares, después de ser cosechados. Eso les da el dulzor característico, y es el caso de las bananas, manzanas, peras y mangos.

Existen otras frutas que son muy engañosas porque si bien lucen maduras en color, textura y cantidad de jugo, no son dulces porque toman el azúcar de la savia de la planta. Es el caso de los albaricoques (damascos), los melocotones (duraznos), nectarinas, arándanos, el melón cantaloupe (melón escrito, en la foto), entre otros.

Las bayas suaves (frambuesas, fresas), las cerezas, cítricos, sandías, piñas y uvas nunca madurarán después de ser cosechadas, dice Corriher. Por lo que, si no están maduras en la frutería o en la feria, es mejor no llevarlas a casa. Los aguacates (paltas), por su parte, no madurarán sino hasta después de haber sido cosechados.

El color, el olor, la textura y otras pistas pueden ayudarnos a determinar qué fruta es la más apropiada. Pero en algo si coinciden los expertos: las frutas más maduras siempre las encontraremos en las tiendas que venden productos locales, y con mayor razón, si son frutas de la estación.

Melones

Los expertos están de acuerdo en que el olor es la mejor pista para descubrir un melón con buen sabor, particularmente si se trata de melón cantaloupe o melón tuna. No suele suceder lo mismo con las sandías. Los melones deben oler muy dulces, particularmente en el botón central o donde termina el tallo, que también deberá estar tierno si presionas esa zona.

Para Emily Wallendjack, cocinero de renombre en New York, la mejor manera de probar la madurez de un melón es mirando la piel. "Si las venas de la piel son verdes, no está maduro". También sugiere dar golpecitos de nudillo al melón. "Si golpeas rápidamente, y escuchas un sonido profundo, está maduro".

Una sandía debería sentirse más pesada que su tamaño, y tener manchas amarillo-cremosas.

Frutas con carozo

Hay que escoger los melocotones (duraznos) o nectarines que estén tiernos al tacto, pero no demasiado. Sentirlos y sopesarlos es una buena manera, pero olerlos también es una buena táctica. Alejarse de los melocotones que tienen manchas o color verde, que usualmente significa que fueron cogidos muy temprano. Las ciruelas deberían sentirse tiernas al tacto, y llenas de color.

Cerezas

El color es la clave. Buscar las cerezas con un color rojo borgoña profundo, con un tacto de solidez, mucho peso, que de la sensación de tener mucho jugo. Deberías sentirla como que si la aprietas un poco más de la cuenta, explotará. Otro buen consejo es que los tallos estén unidos a la fruta, y que la carne de la fruta esté firme, pues si está muy suave, la cereza puede estar sobremadura.

Bayas

Con las bayas, la clave es el color, y el olor no es importante. Y recordar que no madurarán después que las compres. Por lo tanto, debes escogerlas tiernas y suaves.

Las fresas (frutillas) deberían ser completamente rojas. Si tiene anillos o manchas blancas es que fue cogida muy temprano. También deben estar firmes y tener hojas de un color verde oscuro. Si las hojas están secas, significa que están pasadas.

Con las frambuesas debes escoger las de colores más intensos, con un rojo-vino oscuro. Coje las más grandes que encuentres, que serán las más dulces.

Manzanas

Deben tener una piel rígida y dura, y no deben ceder presionas con el dedo. El color también es importante: necesitas saber de qué color es una manzana cuando está madura. Por ejemplo. buscar una manzana realmente amarilla cuando compres una golden, o una verde intenso si es manzana verde, o rojo oscuro si es roja.

Naranjas

Hay que buscar las naranjas brillantes y firmes. Un color muy pálido indica que la fruta fue cosechada muy temprano, o una piel como cuero indica que la naranja es muy vieja.

Peras

Una pera madura tiene un aroma dulce y es poco sensible al tacto. Si la fruta está dura, no está lista, pero si que puede madurar rápidamente a temperatura ambiente.

Bananas

Las bananas usualmente vienen de países tropicales, por lo que son cogidas tempranamente y maduran de camino. Con ellas, no hay diferencia si las compras con la cáscara un poco verde, todo dependerá de cómo te gusta comerlas, si más bien verdes o más bien maduras. Ojo que maduran rápidamente a temperatura ambiente. Si las pones a refrigerar, la cáscara suele ponerse negra, pero el interior se conserva maduro sin pasarse.

Mangos

Un mango maduro es un mango suave, y si lo presionas, tu dedo queda marcado. Ahí es cuando está listo para comer, pero no cuando presentan alguna mancha verdosa en la cáscara, señal de que aún le falta madurez. Pero puedes comprarlo verde, envolverlo en papel de periódico o kraft y madurará rápidamente a temperatura ambiente.

Fuente: Lori Bongiorno en Yahoo Green. Fuente imágenes: Bruno Girin, Joshbousel, Arsheffield, Atomicshark, Martin LaBar.

Comentarios

Super buen articulo!!

Yo siendo 80% frutifera he aprendido a 'trial and error' como saber cuando una fruta esta madura.

Queria aportar a tu articulo con otras frutas que he aprendido a 'leer' su madurez:

- La Piña (ananas): una piña madura en general se delata por su olor dulce y su piel color amarillo caramelo. Pero hay excepciones dependiendo de donde viene la piña. He probado una piña de costa rica que es casi siempre de piel bien oscura (nunca amarilla) y de una carne mas blanca. Por eso algo que no falla es el tirar la hoja de mas al centro y si sale facil entonces esta madura. Lo otro es evitar las que tengas franjas verdes en la piel.

- El melon piel de sapo: es un melon ovalado de color de piel verde oscuro. Ese melon casi no tira olor cuando esta maduro, y la forma de saber cuando esta listo es igual que la sandia. Tiene que ser pesado y su piel oscura tiene que tener manchones amarillo caramelo.

- La palta: una palta verde es muy amarga y aspera (como el mango). Por eso saber elegir una plata es fundamental. Al tacto tiene que estar un poco blando (pero no tanto). Su piel tiene que tener un color uniforme (si tiene manchas oscuras es que esta mala). Otra cosa que he aprendido es que si la mueves el hueso no debe sentirse suelto, eso quiere decir que se esta secando y que le entro aire y esta mala.

- La chirimoya: debe estar blanda y su color de piel de un verde mas oscuro.

Eso seria mi aporte por ahora.
Y a aprovechar el verano (en el hemisferio norte) para comer mucha mucha fruta :-)

Ñam, ya me dieron ganas de probar una buena piña :-)

Muchas gracias, excelente aporte! Y, por cierto, que en el hemisferio sur el invierno también trae frutas exquisitas: manzanas, peras, granadas... mmm! :)


Fabiola

Qué bella y práctica noticia. Nunca se exagera al recalcar lo importante que es una dieta balanceada y rica en vegetales frescos. Gracias por esta guía!

me encanta la fruta refrescanta que rico!!

by: nadia sx

excelente aporte, me encanta la fruta, es uno de mis vicios y que buena pinta tienen esas cerezas de la foto...mmmmm

Excelente post, muchas veces vamos a las grandes cadenas de compras y la verdura y la fruta no siempre es buena.

Opinar