6 Nov 2012

Jóvenes gorilas destruyen trampas de furtivos

Por Fabiola

Hace cuatro meses, dos jóvenes gorilas realizaron un acto sin precedentes en la investigación y observación de los gorilas en estado natural: intencionalmente destruyeron las trampas que consideran peligrosas para su integridad. La noticia, reportada por National Geographic, nos entrega más evidencias para insistir en la concesión de derechos no sólo para los animales que sean capaces de "demostrar" una inteligencia "similar a la humana"; sino que para todos los seres capaces de sentir y, por lo tanto, capaces de resultar dañados con la tecnología humana puesta al servicio de su usufructo o destrucción. (Ker Than para National Geographic News)

Días despues que la trampa de un cazador furtivo mató a otro de ellos, dos jóvenes gorilas de montaña trabajaron juntos para encontrar y destruir algunas trampas en su selva natal de Ruanda, reportaron conservacionistas del lugar.

"Esta es con rotundidad la primera vez que vemos a jóvenes haciendo esto... No conozco otros reportes en el mundo de jóvenes destruyendo trampas", dijo Verónica Vecellio, coordinadora del centro de investigación Karisoke de la "Dian Fossey Gorilla Fund", localizado en la misma reserva donde sucedieron los hechos.

"Somos observadores de los gorilas en la naturaleza y tenemos la base de datos más extensa al respecto... asi que estaría muy sorprendida si alguien más ha visto algo así", añadió Vecellio.

Los cazadores furtivos de animales salvajes instalan miles de trampas de cuerda o alambre en el Parque Nacional Volcanes de Ruanda, hábitat de los gorilas de montaña. Las trampas son instaladas para cazar antílopes y otros animales, pero a veces también caen primates. Los adultos generalmente son lo suficientemente fuertes como para liberarse de ellas, pero los jóvenes no tienen esa suerte.

Justo la semana anterior, una gorila joven llamado Ngwino fue encontrada tardíamente por los trabajadores de Karisoke, cuando ya había muerto a por las heridas causadas por la trampa. En su intento por escapar se dislocó el hombro, y la gangrena penetró en las profundas heridas que la cuerda dejó en sus piernas.

Los cazadores, dice Vecellio, parecen no tener interés en los gorilas. Ni incluso en otros primates más pequeños, que son relativamente fáciles de cargar y vender, son abandonados para que mueran.

Arsenal natural

Los furtivos construyen trampas atando una soga a una rama o a una caña de bambú, explicó Vecellio. Con la misma cuerda, doblan la rama hacia abajo. Luego, usan un palo curvo o una roca para sostener la soga, manteniendo la tensión de la rama; y finalmente cubren todo con unas cuantas hojas para camuflar la trampa.

Cuando un animal pisa el palo o la roca, la trampa se eleva rápidamente, cerrándose sobre la presa. Si la criatura es liviana, es izada por los aires.

Rwema y Dukore

Cada día los guardias de Karisoke peinan la selva para encontrar trampas, desmantelándolas para proteger a los gorilas de montaña, que según el International Fund for Nature (IUCN) enfrentan "un alto riesgo de extinción en su estado natural".

Un día el guardia John Ndayambaje encontró una trampa muy cerca del clan de gorilas Kuryama. Cuando fue a destruir la trampa, un lomo plateado llamado Vubu gruñó, advirtiendo a Ndayambaje de mantenerse lejos, dijo Vecellio.

De repente dos jóvenes -Rwema, un macho y Dukore, una hembra; ambos de cuatro años- corrieron hacia la trampa. Como Ndayambaje y unos cuantos turistas vieron, Rwema saltó en la rama que sostenía la trampa, quebrándola, mientras Dukore liberaba el lazo. Luego ambos gorilas pusieron su atención en otro lazo cercano -uno que el mismo guardia no había visto- y corrieron hacia él. Uniéndoseles un tercer gorila, un joven llamado Tetero, Rwema y Dukore destruyeron también esta trampa.

Tácticas gorilas

La rapidez con que sucedió todo hace que Vecellio piense que no fuese ésta la primera vez que los jóvenes gorilas desmantelaban trampas. "Estaban muy confiados", declaró. "Sabían lo que tenían que hacer, lo hicieron y luego se alejaron".

Los lomos plateado del grupo Kuryama han sido ocasionalmente atrapados por las trampas, por lo que Vecellio piensa que los jóvenes ya saben que las trampas son peligrosas. "Por eso las destruyen", declaró.

Muy ingeniosos

A pesar de ser un evento sin precedentes en la naturaleza, Vecellio dice que no se sintió sorprendida por el reporte. "Pero", dijo, "siempre me maravillo y me siento orgullosa cuando podemos confirmar que son inteligentes."

El veterinario Mike Cranfield, director ejecutivo del proyecto veterinario Mountain Gorilla, también declaró que no estaba sorprendido por la noticia.

"Los chimpancés siempre son citados como usuarios de herramientas, pero yo pienso que cuando la situación los provee, los gorilas son muy ingeniosos", declaró.

Cranfield especula que los gorilas pueden haber aprendido a destruir las trampas observando a los guardias del centro Karisoke. "Si pudiéramos tener a más de ellos haciéndolo, sería grandioso," bromeó.

Sin embargo, Vecellio declaró que instruir activamente a los primates iría contra el ethos del centro. "No podemos enseñarles", dijo. "Tratamos lo más posible de no interferir con los gorilas. No queremos afectar su comportamiento natural."

Fuente: National Geographic Daily News. Fuente imagen: Dian Fossey Gorilla Fund.

Comentarios

Es icreíble el descubrimiento que se ha hecho!!! Considero que sería muy importante para su rescate y conservación que si los jóvenes gorilas también están apoyando la labor de quitar las trampas, se consideren como parte del equipo de protección de su especie.

Opinar